lunes, 18 de julio de 2011

Requiem

Parado frente al cadáver, Juanito pensaba en registrarlo;
como si pudiera encontrar algo que le devuelva un pedacito
de quien en vida ese cuerpo surrealista, antes tan lleno de vida y ahora inerte.


Lo miraba y no sabía que sentir, el cadáver rigido, desparramado en el suelo;
algo le transpiraba en su mente, le decía que le iba a hacer mucha falta...
ella fue todo, una hermana, una amante, lo acompañaba siempre, en todo lo que hacia,
inseparables tuvieron grandes y cuantiosas victorias y en las derrotas, mas cuantiosas aún,
de alguna manera ella lo consolaba.

la miró, agarró su revolver en un acto de auto compasión, y lo último que pensó antes de apretar el gatillo de la fría pistola que ya quemaba su sien fue:

"No podría vivir sin tí, mi dulce y amada Creatividad"


BANG!

No hay comentarios:

Publicar un comentario