miércoles, 21 de julio de 2010

Ahora

y asi, tan violenta e inesperada como empieza una tormenta... asi mismo, termina...


La estrella fugaz que fuiste, pasó tan a prisa, que solo me dió tiempo para amarte,
ni siquiera te puedo olvidar, por que no puedo recordarte,
La estrella fugaz que fuiste, iluminó más que mi sol,
y ahora no encuentro como salir de la oscuridad que dejo tu luz.
La estrella fugaz que fuiste, fue la mas hermosa estrella que vi,
y se que jamas en mi cielo habrá una belleza igual.

Ahora camino, por los lugares que caminé contigo, y que
ahora tengo que caminar sin ti, esos camino que un día tuvieron color,
hoy solo son calles en blanco y negro, como cuadros de antaño colgados en mi corazon,
no puedo decir; que todo me recuerda a ti,
mi estrella fugaz, todo me recuerda que no puedo olvidarte.

Ahora duermo en la cama donde fuiste mía,
la cama que bautizamos "nuestra",
y dejó de ser el suave lecho de amor,
para ser la fría piedra donde intento no soñar contigo,
el duro hierro donde caen las lagrimas de tu recuerdo.

Ahora despierto sin la certeza de verte, ahora despierto vacíandome de ti
cada minuto, cada paso, cada respiro,
es una agonía, es una estocada mas en la mortal herida,
es un hilo mas de mi alma que se rompe.

Solo espero olvidar, mi estrella fugaz,
que por un minuto de oro vivi para ti,
y el resto de mi vida, vivire para recordar que tengo que olvidarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario